Página PrincipalPágina Principal
ACTUALIDAD
Facebook Twitter  Instagram  Youtube

XXVI MARCHA CICLODEPORTIVA PEDRO DELGADO
Domingo 11 de agosto de 2019

Marcha 2019 Dori Ruano Reglamento Recorrido y obsequios Inscripciones Hoteles y Turismo




Ayuntamiento de Segovia


Diputación de Segovia
Diputación de Segovia



Bicicletas Melero

Restaurante La Portada de Torrecaballeros

Macario





Champion Chip


Web Quiero Mis Fotos


Peñalara Motor














Ciclismo a Fondo - Bicisport

American Pistachio Growers

MULTIMEDIA



HOMENAJE al ciclismo femenino
en la figura de DORI RUANO

Cuando finaliza La Perico, y a pesar de la fatiga que se ha apoderado en nuestros cuerpos, tanto de los participantes, como de los colaboradores de la marcha, es inevitable empezar a pensar en la del año siguiente. Lo primero que me viene a la cabeza es buscar a alguien que nos anime a toda la organización a seguir adelante con este evento.

Este año lo tenía claro, no solo por la admiración que siempre me suscita, sino también en reconocimiento a la evolución de un ciclismo inexistente en mis inicios y que hoy en día, aunque lejos de sus deseos, tienen una mayor presencia. Me refiero al ciclismo femenino, personalizando en una de nuestras mejores corredoras y luchadoras por el deporte femenino, Dori Ruano.

Un poco de historia.
El Tour como exponente del ciclismo, siempre fue muy conservador en lo que respecta a la presencia de mujeres en la carrera. No estaba permitido su presencia en funciones de masajistas, entrenadoras o asistente hasta la década de los '80, salvo de azafatas.
Y eso que 1955 se celebró el primer Tour femenino con cinco etapas. El triunfo se lo llevó la inglesa Millie Robinson, pero no tuvo continuidad.

Los prejuicios de los hombres de aquella época, que se fueron heredando los años siguientes, llegó hasta el punto de ser denunciadas por unos cuantos moralistas, porque las ciclistas abandonaban sus tareas del hogar, que se vestían como los hombres deportistas -se quitaban los corsés, sustituían las faldas por pantalones o, aún peor, por pantaloncitos que dejaban las piernas a la vista-, o por adoptar posturas impúdicas: a horcajadas sobre el sillín.
Alfonsina Strada

Años antes nos encontramos a la única mujer que compitió con los hombres en un Giro de Italia (u otras carreras como el Giro de Lombardía). Alfonsina Strada, costurera, hija de una familia campesina, estableció en 1911 el récord mundial femenino de la hora (37,192 kilómetros) que duró casi tres décadas, y dominaba las pocas carreras de mujeres que se disputaban en Italia. Fue en 1924, ante la falta de figuras masculinas, cuando la organización le permitió tomar la salida como reclamo para la carrera. Los periódicos le dedicaron artículos entre la admiración y la burla, entre el escándalo y la condescendencia, circularon viñetas y caricaturas machistas, y muchos espectadores se arremolinaban en las cunetas para ver, silbar y hasta insultar a aquella mujer que pedaleaba con las piernas al descubierto.

Al año siguiente, en 1925, Strada quiso volver otra vez al Giro, pero los organizadores la rechazaron. El fascismo había establecido definitivamente su dictadura y el país no estaba para moderneces con las mujeres.

No en todos los sitios estaba tan mal vistas en aquella época, tal vez la mentalidad anglosajona, permitía que en el Reino Unido y los Estados Unidos se celebrasen carreras femeninas aunque en los velódromos.
Equipo norteamericano Gianni Motta - Linea M.D. Giro de Italia 1984 dirijido por Robin Morton.

Actualmente
En 1984, en el arranque e del Giro de Italia, se presenta la estadounidense Robin Morton como directora de un equipo masculino profesional norteamericano, el Gianni Motta - Linea M.D. Italia. Como la presencia de la mujer estaba prohibida en las carreras europeas, los directores tuvieron que votar para aceptarla o expulsarla. Finalmente pudo cumplir sus funciones y a partir de ese día y siempre de la mano de los equipos americanos, empezamos a ver mujeres ejerciendo de masajistas u otras funciones que hasta entonces lo realizaban los hombres. Además, ese mismo año se volvió a disputar el Tour de Francia femenino, con quince etapas y triunfo de la estadounidense Marianne Martin.

Mi experiencia
Cuando yo empecé a correr era raro ver una mujer en las carreras, ‘era un deporte de hombres’ y como digo, distinguir una mujer en las carreras, no me refiero a verla vestida de culote y maillot, sino como espectadora, era algo que sorprendía y que venía más de la mano de la madre o hermana de algún participante. Es más, cuando pasé a profesionales en 1982, la presencia de la mujer dentro del desarrollo de la carrera estaba prohibido en la reglamentación, salvo las típicas funciones de podio.

No recuerdo claramente cuando ví la primera mujer ciclista, pero me imagino que sería ya como profesional, es decir a partir de los ’80. La imagen más nítida es en el equipo Orbea de 1985. Allí me encontré con un proyecto realmente admirable, de afición al ciclismo y con la ilusión de grandes proyectos. Algo parecido a lo que viví en el Moliner Vereco (siendo aficionado), donde Moncho Moliner (director y dueño de la marca) soñaba e hizo realidad en 1979, con tener un equipo masculino en todas las categorías, desde cadetes hasta profesionales. En el caso del equipo vasco, aportaba la novedad de un equipo femenino, en detrimento de cadetes y juveniles.
Equipo femenino Orbea 1985. Foto de Arantxa Orbegozo.
Carolina Sagarmendi, Dina Bilbao, Josune Gorostidi, Arantxa Orbegozo y Amaia Elosegi

Allí me encontré con Dina Bilbao, Arantxa Orbegozo, Carolina Sagarmendi, Iosune Gorostidi y Amaia Elosegi con la alegría desbordante de tener un equipo femenino como el de los hombres. Auténticas heroínas como tantas otras en su época, que para ser ciclista, tenían que superar numerosas barreras, desde las familiares en su casa, como los estereotipos de la época, o el tener que correr casi siempre con chicos, porque pruebas para ellas prácticamente ni existían.

En esa época nació otro deporte, joven, con ganas de hacerse un hueco y diferenciarse de los que se nutría, el triatlón. Sin los estereotipos que tenía el ciclismo, esas primeras pruebas fue una válvula de escape para que muchas mujeres pudieran seguir practicando ciclismo, sin ser vistas como intrusas y si, como algo inovador. La dureza física de esta disciplina era lo menos importante, el ánimo de aventura, de vivir nuevas sensaciones, las animó a alternar carreras de ciclismo con el triatlón.
Dina Bilbao triatleta.
Dina Bilbao en el cambio de un triatlon de bici a zapatillas

Gracias a esta especialidad deportiva, hay muchas más mujeres montando en bici, ya no se trata de la pura competición, sino del placer más básico que subyace en el ciclismo, el hacer deporte, dar una vuelta en bici porque me apetece, recorrer carreteras y parajes con mi propio esfuerzo y disfrutar de los placeres que aporta de libertad y conocer rincones que sin la bici no lo habrías estado, como hacer nuevos amigos.

El ciclismo femenino aún está lejos del masculino, de eso no cabe duda, pero afortunadamente los estereotipos han cambiado. Hoy es normal salir en bici y cruzarte con alguna chica. Todavía queda mucho camino, pero cada año hay más carreras para ellas y esto está sucediendo en unos años de crisis, de desaparición de equipos y carreras para chicos, por lo tanto hay que verlo como pasos adelante. Además, todo deporte necesita referentes y si bien Joane Somarriba, Dori Ruano y Marga Fullana, han acaparado la atención a nivel individual años pasados, la aparición del Movistar Team femenino en 2018, es un revulsivo para que las más competitivas, no se vean obligadas a emigrar como tantas otras lo han hecho en la última década.

La foto corresponde al día de la presentación de la nueva marca SEAT, poco antes de marchar al Tour de 1985. Siento no poder indentificar a todos, pues además había corredores aficionados, pero los profesionales que estamos en la foto somos:
José Julián Balaguer, Frédéric Bonomelli (Fra ), Pedro Delgado, José Del Ramo, Manuel Jorge Domínguez, Valentín Dorronsoro, Anastasio Greciano, Mathieu Hermans (Hol ), Jerónimo Ibáñez, Santiago Izuzquiza, Antón Lekuona, Jokin Mújika, Imanol Murga, Luis Vicente Otin, Vicente Ridaura, Pello Ruíz Cabestany, José Salvador Sanchis, Jaume Vilamajo, FelipeYañez, Ricardo Zúñiga.
Chicas: Josune Gorostidi, Amaia Elosegui, Carolina Sagarmendi, Dina Bilbao.

Joane Somarriba
Marga Fullana
Nuestro gran referente en el ciclismo femenino ha sido de momento Joane Somarriba, ganadora de dos Giros (1999 y 2000), tres Tours (2000, 2001 y 2003) y oro en el Mundial contrarreloj del 2002 (fue plata en 2005, el año que colgó la bici). Además de dos podios en el Giro (3ª 2003 y 2ª 2005) y 3ª en el Tour 2002. Entre otros muchos triunfos.

Otra que no estaba a la zaga en aquellos tiempos es Marga Fullana, que compaginó la bici de carretera, con la de montaña en la disciplina de campo a través. Fue medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Sídney 2000, cinco veces campeona mundial (en los años 1999, 2000 y 2008, en los dos primeros años tanto individual como por relevos) y campeona de Europa en 2006.

Las dos coincidieron con la gran protagonista este año en La Perico, Dori Ruano, que alternó la carretera con la pista, donde encontraréis una interesante entrevista en el apartado de Dori Ruano (próximamente). Destacó como especialista en las pruebas contra el crono, con varios oros en los campeonatos nacionales. Además a nivel internacional fue 3ª en el Campeonato del Mundo de carretera de Contrarreloj 2001. Y en pista fue 2ª en el Campeonato Mundial de Puntuación en 1997 y oro en el 1998.

Una generación de momento irrepetible en el ciclismo femenino español, pero que nos hace ser optimistas para el futuro.

Nos vemos en Segovia el domingo 11 de agosto.

    Pedro Delgado





MULTIMEDIA

Aquí os dejo este vídeo que me ha pasado Txitxi Orbegozo, donde hace un repaso de su época como ciclista. Veréis caras conocidas como nuestra homenajeada Dori Ruano.

Principio página






Coca-Cola


Aquarius





Carrefour


Campofrio


Mutua General de Seguros

Mutua General de Seguros


Champion Chip











Ciclismo a Fondo - Bicisport