Página PrincipalPágina Principal
ACTUALIDAD
 
Cicloturismo: La Pedro Delgado Noticias Seguridad Vial
15ª MARCHA CICLOTURISTA PEDRO DELGADO
Domingo 17 de agosto de 2008
Enlace con Turismo de la Junta de Castilla y León

Perfil Ramón Chamorro 'Moncho' Album de fotos Hoteles Orden de llegada Reglamentación, recorrido y obsequios

Junta de Castilla y León

Diputación de Segovia
Diputación de
Segovia

Caja Segovia


Ayuntamiento de
Segovia

Bicicletas Melero

Restaurante La Portada de Torrecaballeros

Ocio y Aventura. Consultoria deportiva

Restaurante La Portada en Torrecaballeros

Champion Chip

Champion Chip



Enlace al Diario Marca

La Finca De Duque

Ciclismo a Fondo - Bicisport

Ciclismo a Fondo - Bicisport


Homenaje a Ramón Chamorro Moliner

MONCHO MOLINER, CICLISMO EN VENA

Los dos mejores amigos que el ciclismo me ha dado a lo largo de mi dilatada vida profesional como periodista deportivo, han sido, sin duda, Moncho Moliner y Pedro Delgado. Nuestra amistad ha sobrevivido a la relación común con el mundo de las bicicletas desde que un frío y luminoso día segoviano, Moncho y yo convinimos una cita a la puerta del Mesón de Cándido con un chaval que, según él, tenía madera para ser figura en esta deporte.

Pedro Delgado tenía entonces 15 años y por encima de sus condiciones de corredor, que yo desconocía, ya hizo gala en aquel primer encuentro de dos de sus características personales. Llegó más de media hora tarde y lo arregló con una sonrisa de oreja a oreja. Tres décadas después de aquel día de cochinillo y sopas de ajo, no ha cambiado nada.
Moncho, que ya había tenido a sus órdenes a juveniles que luego triunfarían en el ciclismo profesional, no tardó en vaticinar que aquel recién fichado iba a ser el mejor de todos. Incluso fue más lejos en su apuesta asegurando que ganaría el Tour de Francia.

A Pedro le he visto ganar y perder el Tour, vencer en dos Vueltas a España y emocionar a millones de españoles con sus gestas y sus pájaras. A Moncho le he visto con los ojos húmedos cada vez que hablaba de su discípulo predilecto. Aún hoy, tanto tiempo después, le invade la nostalgia cuando hablamos de aquel chico que con tanto desparpajo justifico su tardanza el día del fichaje.

Moncho –Ramón Chamorro Moliner- llegó al mundo del ciclismo por casualidad. Un amigo suyo, Manolo Jiménez, le invitó a ver un par de carreras y después le sugirió hacerse cargo a un equipo, el SAVA, en el que corrían entre otros, Tomás Nistal y Javier Mínguez, asumiendo el compromiso con tanta seriedad que no dudó en apuntarse al I Curso Nacional de Directores, organizado por la Federación Española. Sacó el número uno y comenzó la larga historia de amor y generosidad con el mundo de las bicicletas.

Por las manos de Moncho y a través de los diferentes equipos que dirigió, han pasado tantos corredores que enumerarles a todos sería tarea poco menos que imposible. Citaré, aún a riesgo de cometer alguna omisión imperdonable, a algunos de los que fueron importantes en el campo profesional, con Pedro Delgado a la cabeza: Arroyo, López Carril, Rupérez, Nistal, Mínguez, Melero, Alberto Fernández, Lale Cubino, Camarillo, Machín, Cabrero, Juárez, Santi Blanco...

A todos ellos les enseñó a competir en la carretera, pero sobre todo ha hacerlo en la vida. Incluso los que no llegaron a triunfar, como Manolo Sáiz, guardan de él un recuerdo entrañable que es común a la legión de ciclistas que a lo largo de casi dos décadas han estado a sus órdenes. Los equipos juveniles y aficionados que Moncho dirigió cosecharon infinidad de victorias en España y en el extranjero, pero más que los triunfos el poso que permanece en el recuerdo es el del afecto casi paternal que ha presidido toda su trayectoria.

A Moncho Moliner, que llegó a formar un equipo profesional de postín, empezaron a disgustarles algunas cosas de este mundo de luces y sombras y decidió apartarse del ciclismo sin resentimientos. Se fue como había llegado, sin hacer ruido, y aunque tarde, el ciclismo ha sabido colocar su nombre y su obra en el lugar que le corresponde. De un tiempo a esta parte le han dedicado muchos homenajes y entre ellos éste, el de Segovia, una ciudad a la que adora, y el de la Marcha Cicloturista que lleva el nombre de su alumno predilecto.

Mis dos mejores amigos son hoy mis protagonistas. Felicidades.

José Miguel Ortega
Presidente de la Federación de la Prensa Deportiva de Castilla y León.



Principio página

Ropa ciclista Etxeondo

UNICEF

Grupo Leche Pascual

Coca-Cola

Aquarius

Mutua General de Seguros

LBA Informatica

Campofrio

Coches Fiat

Bicicletas Macario

Champion Chip

La Granja de San Ildefonso
Ayuntamiento de
La Granja de San Ildefonso




Frutas Emilio

Distribuciones Arribas 921190579

Ciclismo a Fondo - Bicisport

Ciclismo a Fondo - Bicisport