InicioInicio
TÁCTICAS
El ciclismo es apasionante, pero no nos engañemos es un deporte muy duro. Unos pocos consejos nunca vienen mal.


TÁCTICAS. Bicicleta carretera

¿POR QUÉ?

Todos tenemos claro que queremos sacar el máximo rendimiento a nuestro esfuerzo, bien por lograr el mejor resultado posible, bien por un lucimiento personal. A partir de este momento, no vale ya con tener una buena bicicleta para demostrar nuestras cualidades, también hay otros aspectos a considerar que estan para todos en iguales condiciones que son la carretera con sus circunstancias (subidas, bajadas, viento, lluvia, etc.).

1975, mi primera victoria, mi primera copa. Hasta ese día me parecía imposible que pudiese ganar una carrera.
En la competición, muchos piensan que todo lo hace un buen equipo o un excelente corredor y que las tácticas están pensadas para los ELEGIDOS, frente a los "matáos" de turno, cuya única función es hacer de sparring del campeón y darse por satisfechos en sentir todo el peso de la fatiga, el frío, el hambre, ... Como son malos, podríamos llegar a la conclusión de que los "mataos" deben disfrutar de ver cómo, los privilegiados ganan carreras y ellos llegan un día sí y el otro también, extenuados y a minutos y más minutos de tiempo perdido sobre los primeros. Su suerte está en dar colorido al grueso de pelotón y acompañar a los GRANDES en su victoria y como recompensa moral, el dicho tan dado en el ciclismo cuando acaba una prueba como el Tour de Francia: "el vencedor es un campeón, el último es un héroe". Ante esto, parece que la táctica para ellos no sirve de nada.

El panorama no parece ser más desolador para esos practicantes de ciclismo que sueñan, no ya con ganar el TOUR, sino con ser protagonista algún día en una etapa o tan solo con llegar a ser profesionales (hoy en día categoría Elite) o poder aguantar a rueda de sus colegas. Para todos estos enclenques del ciclismo tengo la solución a su problema ... que se dejen de bicis y se dediquen a otra cosa.

¡Pues vaya ánimos que nos da este Perico!

Afortunadamente, la historia quita toda credibilidad a estos comentarios. Si bien, es fundamental tener unas mínimas cualidades físicas para el deporte de competición, más importante es la constancia y el saber buscar objetivos acordes con tu preparación y condición. No desmoralizarte porque éstos no lleguen o tengas mala suerte. Os puedo asegurar que para algunos llegan demasiado pronto: he visto excelentes corredores juveniles que cuando suben a la categoría de aficionados (ahora sub23) no son nadie; aficionados de contrastada calidad en su categoría y cuando dan el salto al profesionalismo son corredores anónimos y después de un par de años abandonan el ciclismo de competición, con más pena que gloria. Otras sucede lo contrario, corredores mediocres en su categoría y cuando van pasando los años van a más y logran una notoriedad en su categoría. El por qué de esto, difícil saberlo, hay tantos aspectos personales y físicos en el deportista como son la edad, su la madurez física y psíquica, falta de ambición, etc. Hartos estamos de ver la gente del deporte a futuras promesas que ganan casi todas las carreras en sus respectivas categorías y luego en un par de años se quedan en eso, en promesas. Por todo ello no hay que desanimarse si tus metas no se alcanzan inmediatamente, al contrario, debes tener confianza en ti mismo y la esperanza que mañana todo puede.

Me gustaría que tuvieseis claro en todo momento la gran diferencia entre el campo profesional o Élite, del resto de la competición (incluso de los Sub-23 - aficionados -) y de estos, a los que hacen su salidas por practicar deporte. En el profesionalismo, el presupuesto de los equipos, el nivel físico, el recorrido, los años de experiencia, etc., no sólo marcan ya la diferencia, sino sobre todo la disciplina de equipo. Lo digo, por las conclusiones que algunos llegan después de la información que se recibe a través de la TV, radio o prensa, a la hora de pensar una táctica preparatoria o in situ de la carrera. A muchos encargados de equipos de ciclismo, les pediría no solo mas paciencia hacia sus corredores sino darle una mayor libertad en carrera y dejarle un protagonismo que no se lo debe negar en sus inicios, con sus errores y sus aciertos.

Ascensión a Cerler
Vuelta a España 1990. La etapa de Ubrique supuso para Marco Giovanetti el disfrutar de un margen imposible de recortar en la montaña y ser el vencedor final en Madrid.
Táctica

¿Cuantas veces un corredor o el mismo director no sabe qué plantear antes de una carrera? ¿Qué estrategia llevar a cabo? El recorrido no es favorable a sus corredores, están un poco "tocados" (resfriados, lesiones, etc.) y es más, son mediocres (por no decir malos), por lo tanto, ¿qué decirles?

Muchas veces o la mayoría de ellas, el tener antes de una carrera una táctica, no sirve de mucho en el desarrollo de la prueba, porque siempre hay "algo" que rompe todos nuestros planteamientos. Todo esto provoca una sensación de desazón o infortunio que la mayoría de las veces preferimos abstenernos de plantearla.

Considero un error tomar esta camino porque siempre tendrá un factor psicológico muy importante para el corredor, si bien no individualmente, sí desde el punto de vista de equipo. Se logra un afianzamiento del sentimiento de compañerismo y el de correr con un objetivo por grande o pequeño que este sea y evita un "pasotismo" por parte del corredor (y a veces, incluso del director), cuando la situación de carrera no es muy favorable.

SIEMPRE en un equipo (o individualmente) debe haber una táctica apoyada en un objetivo claro y asequible, nunca un objetivo soñado por encima de tus posibilidades, sin dejar de aprovechar situaciones de carrera que te sean favorables. La carrera da oportunidad a todos más tarde o temprano y para ello debes estar despierto, si bien muchas veces la carrera te pone en tu sitio, tendrás otras a favor y NO debes desaprovecharlas. Si cumples con lo esperado, otro día tendrás que poner el listón más alto. Así, poco a poco, irás afianzándote físicamente, como moralmente en tu deporte.

Principio página