InicioInicio CONSEJOS PRÁCTICOS  
El ciclismo es apasionante, pero no nos engañemos es un deporte muy duro. Unos pocos consejos nunca vienen mal.
Lo peor de la bicicleta es hinchar las ruedas, HAZTE UN COMPRESOR
Si véis que han tirado un frigorífico y el motor está bien, ¡enhorabuena! Ya tenemos el compresor. Sólo hay que cortar, con alicates los dos tubos (o a veces son 4) que unen el motor con la espiral por donde circula el gas.

Una vez cortados, si enchufas el motor a la corriente, veréis que por uno de los tubos aspira el aire y por el otro sale.

A continuación deberás adquirir:
  1. En una tienda de bicicletas compramos una goma con los adaptadores para hinchar, con válvula de moto y bici.
  2. Con la goma de muestra iremos a comprar un manómetro (que no os vendan con máximo de 4 kg/cm 2 pues las bicicletas de carretera se hinchan mas. Os recomiendo los de 12 kg/cm 2 . Un tubo en forma de “T” (necesitáis la goma de muestra para el diámetro).
  3. En una ferretería, un interruptor, 3 abrazaderas (del diámetro de la goma) y teflón.
A los tubos en forma de “T” roscaremos el manómetro, con un poco de teflón para evitar fugas (en la tienda donde la hayamos comprado nos dirán cómo va). Cortaremos un trozo de goma, unos 10 o 15 cm. y con una abrazadera engancharemos un extremo al tubo del motor por donde sale el aire, y el otro la “T”. Al otro extremo de la “T” engancharemos (siempre con abrazadera) la goma con los adaptadores para hinchar y ya tenemos un compresor con manómetro que nos indicará la presión (hay que hinchar a la presión que indique el fabricante en la cubierta o tubular).

Para mayor comodidad podemos cortar uno de los dos hilos del cable eléctrico que lleva el enchufe y ponerle un interruptor, así evitaremos tener que enchufar y desenchufar para hinchar y parar.


NOTA: Aseguraros antes de nada, que el motor funciona.

Gracias a Josep Capdevilla que es quien me lo ha mandado